Sobreingesta compulsiva | Trastornos de la alimentación | Psicología y psicopedagogía en Madrid | Empresa

Guía de servicios PSYTECO-PROEDUCA - Trastornos de la alimentación

Sobreingesta compulsiva

Sobreingesta compulsiva

Este trastorno se ha tenido en poca consideración hasta el momento en la literatura sobre Trastornos de Alimentación, pero empieza a ganar relevancia debido a la observación clínica de numerosos pacientes que manifiestan síntomas que, aún estando a caballo entre la obesidad y la bulimia, parecen tener claros componentes diferenciadores.

Los estudios realizados inicialmente por Fairburn y Garner (1986) y posteriormente por Williamson y col. (publicados desde 1988 hasta la actualidad), nos muestran que nos encontramos ante otro tipo de trastorno de alimentación.

La sobreingesta compulsiva se caracteriza por episodios repetitivos de voracidad ("atracones") durante un periodo determinado de tiempo, que se reconocen como patrones alimentarios anormales y le generan al individuo el sentimiento de no poder controlarlos voluntariamente. Generalmente tienen sobrepeso, pero se diferencian de los obesos en que no necesariamente emplean procedimientos drásticos para perder peso, no hacen dietas severas, ni tienen insatisfacción con su imagen corporal como presentan las pacientes con anorexia y bulimia.
 

Así, la sobreingesta se define siguiendo los siguientes criterios:

  • Episodios recurrentes secretos de voracidad ("atracones")

  • Consumición de alimentos con alto contenido calórico durante un "atracón"

  • Esfuerzos repetidos de seguir una dieta y frecuentes fluctuaciones de peso

  • Reconocimiento de que los hábitos alimentarios son anormales y están fuera de control

  • Afecto negativo antes y/o después de un episodio de voracidad

  • Ausencia de métodos extremos para perder peso (p.ej.: purgarse)

  • Ausencia del temor exagerado a ganar peso

Tratamiento

La elección del tratamiento, una vez diagnosticado el trastorno de alimentación, va a depender de las características personales, su gravedad, y el tipo de enfermedad que padece. La intervención se va llevar a cabo en tres niveles: psicológico, médico y familiar, siendo algunos de los objetivos, los siguientes:

  • A nivel psicológico: crear una buena relación terapéutica con el/la paciente para su cooperación, modificación de actitudes hacia la apariencia corporal, comida y peso, mejorar su autoestima para aumentar la seguridad en sí misma...
  • A nivel médico: establecimiento de hábitos de comida y peso saludables, desaparición de los episodios de bulimia...
  • A nivel familiar: informar a la familia sobre el tipo de conducta a realizar ante determinados comportamientos, modificar las relaciones familiares...

[ Volver ]